El Pueblo de Agaete

El pueblo de Agaete es uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria. Se encuentra al final de la ruta norte. Y se caracteriza por su origen marinero, sus casas blancas encaladas y sus portales, con algunas balconadas antiguas. El propio pueblo está rodeado por las montañas del Tamadaba y el océano Atlántico y su propio clima hace de este lugar un sitio maravilloso para pasar unos días relajados y pasear por las calles tranquilas.

El pueblo de Agaete es uno de los pueblos más bonitos de Gran Canaria. Se encuentra al final de la ruta norte. Y se caracteriza por su origen marinero, sus casas blancas encaladas y sus portales, con algunas balconadas antiguas. El propio pueblo está rodeado por las montañas del Tamadaba y el océano Atlántico y su propio clima hace de este lugar un sitio maravilloso para pasar unos días relajados y pasear por las calles tranquilas.

En el casco antiguo se encuentra la plaza principal de La Concepción y la iglesia de la Concepción, cuya cúpula roja se puede observar desde casi cada esquina. Esta iglesia sustituyó una antigua ermita en 1515. Entre los edificios descatados que se pueden ver están la casa de cultura y el Ayuntamiento, del s.XIX, que reflejan la arquitectura de la época. También en el casco antiguo se puede visitar el Huerto de las Flores, un antiguo jardín botánico, ideal para llevar un libro y pararse a leer a la sombra de sus árboles tropicales.

Otro de los barrios típicos y que merecen un paseo es el Puerto de las Nieves, a 15 minutos caminando del casco antiguo y donde se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Es en el Puerto de las Nieves donde se encuentran dos playas, la playa del Dedo de Dios, un símbolo canario, que perdió “el dedo” en una tormenta tropical y la playa del Puerto. En el mismo puerto se encuentran numerosos restaurantes donde se puede degustar pescado fresco. Este barrio de portaladas azules está muy concurrido los fines de semana.

Cabe la posibilidad, si hay interés arqueológico, de visitar la necrópolis de Maipés. Aquí se encuentran cerca de setecientos enterramientos tumulares de herencia guanche. Hay tumbas que datan más de 1.300 años. El lugar donde se encuentra está dotado de una bonita belleza natural a los pies del Parque Natural del Tamadaba, donde comienza el Valle de Agaete.

Agaete es el topónimo original que usaban los primeros pobladores de la isla de Gran Canaria. Aunque este nombre fue cambiado por Laguete durante largo tiempo en la época moderna. Agaete pertenecía al reino de Galdar antes de ser conquistada por los españoles en 1478.

Agaete se convirtió en un enclave estratégico para la conquista y una vez conquistada Gran Canaria, el comercio de azúcar en la zona dotó de una buena economía a la población y este auge permitió que la población creciera rápidamente. El Puerto de las Nieves se convirtió en un puerto estratégico para la comercialización del azúcar con Flandes.

El pueblo se construyó alrededor de la Iglesia de la Concepción siendo el barrio de San Sebastián el primero en ser construido y posteriormente fue creciendo paulatinamente. Su ingreso económico tras la crisis de la industria azucarera vino del tomate y la cochinilla y posteriormente el sector agrario era el sustento de esta población.

Con la degradación del sector agrario en los últimos tiempos, es el sector servicios de hostelería y restauración el ingreso principal del municipio.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - 652802637 / 605605683

Casa Calma Yoga Guesthouse © 2020. Todos los derechos reservados.